¿Monitores 16.9/21-32.9 o pantallas de tv?

Bully

Tecnopatas
Hola chicos.

Tengo una maravillosa tv led en 47" a 1080p que uso tanto para videojuegos de consolas de antaño como actuales por la amplia variedad de conexiones que posee como vídeo compuesto, vídeo por componentes, VGA, Scart/RGB (euroconector), HDMI 1.4a (x4) y USB 2.0 (x3) entre otras.
Se trata de un modelo de gama alta comprada en junio del 2012, en concreto la LG 47LM671S-ZB, con un marco de apenas un mm. Y aparte 3D.


Bueno, dejando de lado las prestaciones y el no encontrarme retardo alguno me está tentando el sustituirla por un monitor o pantalla a 4K en 55", cuyos principales requisitos son OLED y HDMI 2.1, aunque al menos en televisores vendrá acompañado con toda la parafernalia actual de HDR, Dolby Vision, etc, etc, etc.

Tengo otra pantalla reciente, bueno, ya de septiembre del 2018 en 65" y la verdad todas estas prestaciones no las he llegado a estrenar, más que nada por no ser la pantalla principal de uso, pero vamos, la calidad de visionado en UHD, teniendo igualmente S-UHD y tecnología Nano Cells la imagen eleva la calidad de mi querida LED a extremos superlativos, por lo que ya me encuentro en una compleja decisión a tomar, y aquí es donde me encantaría que me recomendárais sobre ello.

De momento con la de 47" incluso reproduciendo a 4K (ya sé que el visionado no es más allá de 1080p, lógico) parece que esté ante algo grande, increíble, como la sensación sin usar las 3D que ayer tuve quedándome sorprendido por el hecho como de acercarse hacia mi una nave espacial por parecer que ésta saliera de la pantalla.
Si, el efecto del juego es demoledor, también vivo las películas por todo lo alto.

El caso, para no explayarme más, si me decantara por un monitor ultra wide me veo que por ejemplo con el juego Pinball FX3 las mesas quedarían muy anchas en su parte inferior de pantalla y muy estrechas en su parte superior, rompiendo la sensación más natural que ofrece un formato en 16.9, o por el contrario para mostrarlo se reduciría la imagen conllevando a aparecer dos laterales sin contenido ¿verdad?

Para cine vendría estupendo, pero para videojuegos en un principio me da la sensación de que pocos hay compatibles con dicho formato, y si uno compra algo de semejantes características es normal que los juegos quieran disfrutarse a pantalla completa desde ya.

Por otra parte tanto un monitor en 16.9 como en formato ultrapanorámico carece de entradas hdmi, llegando a ver un máximo de dos en el mejor de los casos, pero mejora en ofrecer una de DisplayPort, y por supuesto ni una sola analógica a día de hoy así como alguna conexión digital óptica, conllevando un altísimo precio para pantallas de estas pulgadas en 16.9, sin embargo el LAG en el peor de los casos es de unos 4 o 5 ms. En el mejor de 0.5 o 1, cosa que en pantallas con esta nueva norma de HDMI 2.1 también se están rebajando, a pesar de no notarse al menos para mi con los juegos que yo pongo, ninguno que necesite de aprovechar ese máximo de imagenes por segundo.

En cambio una tv es más económica a igualdad de pulgadas y tiene bastantes parámetros de calibración, por lo que muestra un precio "atractivo" en términos generales.
Por mi parte no uso la tv para ver su contenido, solo para consolas y Pc, al igual que el audio lo escucho vía Home Cinema.

¿Qué sería lo más consecuente contando que es para tener dicho aparato durante bastante tiempo?
 
Arriba