¿Es importante elegir una memoria RAM rápida?

aller

Moderator
Miembro del equipo
Ante las mejoras que ha ido obteniendo la memoria RAM, es fácil plantearse elegir una memoria RAM rápida porque creemos que es mejor. Sin embargo ¿Realmente vamos a aprovechar más frecuencia?

Bueno, una forma de saberlo es abordar el tema a fondo para comprobar qué diferencias existen entre módulos de 2133 MHz y otros de 3.200 MHz o más. Antes, era más complicado porque la memoria RAM sufrió un aumento de precios brutal, por lo que había una diferencia de precio tremenda.

Con los precios ajustados, la pregunta se plantea sola ¿Es importante elegir una memoria RAM rápida?

Veamos qué es lo que debéis saber sobre la elección correcta de una memoria RAM.

Velocidad o frecuencia

Es el tema principal por el que habéis entrado al hilo ¡Y lo sabéis! La frecuencia se mide en MHz, aunque el FCLK trabaja a la mitad de esa velocidad. De ahí que, en CPU-Z, no se muestre 3.200 MHz, sino 1600 MHz o 1599 MHz.

Por un lado, Intel utiliza XMP o Extreme Memory Profiles; por otro lado, AMD utiliza DOCP o Direct Over Clock Profile. Ambos funcionan igual y se activan en la BIOS para que los módulos den su máxima frecuencia. Podemos configurarlo manualmente, pero se hace uso de estas tecnologías porque se activa muy rápido y, normalmente, son más compatibles.

Como era de esperar: más frecuencia, mayor precio.

Latencia


Este es un apartado interesante porque no conozco a mucha gente que preste atención a la latencia de la memoria RAM. Básicamente, es el tiempo que la RAM tarda en atender una solicitud de la CPU. Sí, cuanta menos latencia, mucho más rápido atenderá esa solicitud.

¿Cómo sabemos la latencia de la memoria RAM? Mediante el CL (Cas Latency), que es el tiempo que tarda entre leer un comando y el momento en el que los datos están disponibles.

Cuando vamos a comprar una memoria RAM, veréis que tiene las siglas de CL16, CL15, CL14, CL18, etc. Pues bien, cuanto menos sea el número, menos latencia tendrá. Aquí no hay sorpresas: a menor latencia, más costará la memoria RAM.

Capacidad

En los días que corren, no recomiendo menos de 6-8 GB de memoria RAM ¿Por qué? A poco que tengamos Google Chrome encendido y un par de programas, nos pondremos en 4 GB fácilmente, y os lo digo yo que tengo un portátil con esa memoria RAM.

En caso de que nuestro sistema demande más memoria RAM de la que tenemos, podemos experimentar una ralentización importante; incluso, podemos sufrir errores de sistema, cierres de programas, congelaciones, etc.

Con 8 GB y un uso normal, el sistema responderá perfectamente y sin problemas. Aquellos que leáis este artículo y os encante jugar, os recomiendo 16 GB. Si nos vamos a los requisitos recomendados de títulos de 2019, veréis que ya piden 16 GB.

Personalmente, sufrí esto en mis carnes porque tenía 8 GB DDR4 a 3.000 MHz. Tuve problemas con The Division 2 y Borderlands 3: son videojuegos de mundo abierto que requieren mucha memoria RAM.

Pensaba que esa ralentización se ocasionaba por estar instalados en mi HDD, pero vi que el problema era el consumo de RAM.

Resumiendo:
  • Mínimo: 4 GB.
  • Normal: 8 GB.
  • Videojuegos o algún programa potente: 16 GB.
  • Servidores, máquinas virtuales, etc.: 32 GB.
Interfaz

Quizás, una de las cosas más importantes a la hora de ejecutar programas. No es lo mismo tener un módulo de 16 GB (Single Channel), que dos módulos de 8 GB (Dual Channel).

¿Qué diferencia existe entre Single Channel y Dual Channel? El acceso simultáneo a los módulos por parte de la CPU: en el primero el bus de datos es de 64 bits, mientras que en Dual Channel el bus de datos es de 128 bits.

Traducido al español, es como una autovía: con un solo carril hay embotellamiento de coches; con dos carriles el tráfico es fluido. Aquí ocurre igual, el Dual Channel permite recibir más instrucciones del procesador. Esto se traduce en más capacidad para leer y escribir por parte de la memoria RAM.

De ahí que muchas placas base tengan los slots o ranuras de memoria coloreadas en 2 colores distintos: esto nos ayuda a colocar dos memorias RAM en Dual Channel.

Por último, existe el Quad Channel, pero no le damos mucho bombo porque está reservado para sockets determinados: Intel Xeon y Threadripper/EPYC. En este caso, la autovía tendrá 4 carriles, lo que significa que la RAM puede atender muchísimas peticiones.

Comparativa de rendimiento a distintas frecuencias

No hay mejor manera que explicar las diferencias de rendimiento entre frecuencias, que haciendo una comparativa. Para ello, me voy a servir de las pruebas de escalado que se hicieron en Profesional Review.

Veréis que no voy comentar Cinebench, ni 3DMark porque son benchmarks más gráficos, por lo que la diferencia de memoria RAM no afecta tanto, siendo resultados similares.

Vayamos con las pruebas sintéticas y comentemos las diferencias.

AIDA64

Empezamos con AIDA64, en lectura y escritura. Vemos una diferencia escalonada, donde importa mucho la frecuencia. De 2133 MHz a 2400 MHz hay una diferencia notable; pero de 2866 MHz a 3000 MHz, no tanto.



En la escritura vemos una gran diferencia cuando pasamos de 3000 MHz, que es la frecuencia mínima exigida en Ryzen para un buen funcionamiento.



Terminando con la latencia, existe una enorme diferencia cuando subimos la frecuencia a 3.000 MHz. Todo lo que sea por debajo, aumenta la latencia mucho, lo que no interesa nada.



Videojuegos

Comentemos por encima algún videojuego del que podemos extraer una conclusiónj interesante. Veréis que el aumento de frecuencia tendrá mayor o menor relevancia, dependiendo del videojuego.

El primero que nos ha llamado la atención es el Shadow of the Tomb Raider. De utilizar una frecuencia de 2133 MHz a otra de 3.600 MHz, supone un salto de casi 10 fps. Eso sí, sólo en 1080p.



Pasamos al Gears 5, otro juego que nos da 6 fps más el tener una buena memoria RAM. Pongámonos en el supuesto de que juguemos a 55 fps. Estos 6 fps nos dan la vida, como una experiencia mínima. Basta con tener una frecuencia mayor, como una buena latencia.



¿Entonces cuál debo elegir para mi equipo?

Depende de muchas cosas:
  • Placa base. Primero, hay que ver qué frecuencia máxima soporta nuestra placa base. De lo contrario, compraremos memoria RAM con más frecuencia de la soportada por nuestro sistema.
  • Procesador. Intel no requiere frecuencias tan altas, bastando 2.800 MHz o 3.000 MHz para tener un gran rendimiento. En Ryzen, necesitaremos partir de 3.000 MHz para tener un funcionamiento correcto.
  • Necesidades. Habéis visto que en videojuegos no tiene un impacto brutal, salvo algún título específico. Otra cosa es la multitarea, viendo la velocidad de escritura y lectura cuando aumentamos la frecuencia. Esto lo marcáis vosotros.
  • Latencia. Nunca os olvidéis de ella porque tiene un impacto importante en el rendimiento de vuestra memoria RAM.
  • Capacidad. Me remito a lo dicho en su apartado.
Espero que os haya ayudado un poco esta información a todos los que estéis pensando en adquirir memoria RAM. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo y os leeré/responderé encantado :cool: 😉
 
Arriba